PROEME se constituyó como consorcio para la exportación hacia América Latina en 1997, y estaba conformada por un grupo de fondos editoriales españoles.

En 1999 instala una oficina en Buenos Aires con el fin de distribuir estos fondos y los que fueron sumándose posteriormente.

Es en 2011 cuando el GRUPO TROTTA se hace cargo del proyecto en Argentina incorporando nuevas editoriales y un Plan de Acción y Modernización que pretende avanzar en el servicio que se presta tanto a los libreros como a las editoriales que conforman el corpus de su distribución.